Los compañeros de clase también son una fuente de caries

20 sep 2016
04h00
  • separator
  • comentarios

La caries preocupa a muchos padres. Y con razón: desde los primeros años de vida del hijo, la atención se vuelca a enseñarlo sobre los cuidados con la higiene bucal.

La bacteria que provoca la caries también se adquiere por el mero contacto que mantienen los niños entre sí
La bacteria que provoca la caries también se adquiere por el mero contacto que mantienen los niños entre sí
Foto: Ingram Publishing; / ThinkStock

Sin embargo, la mala higiene bucal no es la única responsable de provocar caries en los pequeños. Ya se sabe que la ‘Streptococcusmutans’, la bacteria que genera esa molestia, se puede transmitir de la madre al niño, pero también posee otros orígenes.

Según muestra un nuevo estudio dirigido por investigadores del departamento de Biología de la Universidad de Alabama en Birmingham (EE.UU.), la bacteria que provoca la caries también se adquiere por el mero contacto que mantienen los niños entre sí, caso del que tiene lugar entre los compañeros de clase.

Ver más:
Cuidado: podés perder un diente por exceso de blanqueamiento
El vino tinto, una nueva herramienta contra la caries
Cinco cosas que quizás no sabes de tu cepillo de dientes

El objetivo del nuevo estudio era identificar el origen de la transmisión de la bacteria en niños de corta edad. Para ello, los autores contaron con la participación de 119 niños con edades comprendidas entre los 12 meses y los 6 años y tomaron muestras de su microbioma oral durante un período de ocho años.

Los resultados mostraron que hasta un 40% de los niños no compartían ninguna cepa de ‘S. mutans’ con sus madres mientras que cerca de un 20% de los pequeños sólo tenían las mismas cepas presentes en otros niños que vivían en su hogar, caso de un hermano o un primo.

Es más: hasta un 72% de los niños portaban al menos una cepa de la bacteria que no tenía ningún otro miembro del hogar. De hecho, el origen de esta "adquisición" siempre fue un compañero de clase o de juegos.

Pero, ¿cómo exactamente se transmite el microorganismo entre los niños? Pues como apunta la directora del estudio, Stephanie Momeni, “basta cualquier interacción en la que esté implicada la saliva. Por ejemplo, compartir un helado o beber del mismo vaso es suficiente para que el microbio sea transmitido”.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV

Cepillado para Niños

JS Conteúdo

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad