Flúor, ¿amigo o enemigo de la salud bucal?

2 sep 2016
05h00
  • separator
  • comentarios

Aunque se recomiende empezar la higiene oral de los niños durante los primeros meses de vida, hay que tener en cuenta algunas cuestiones importantes sobre la salud bucal a esa edad. Actualmente, uno de los problemas más frecuentes en los chiquillos es la llamada “fluorosis dental”, que consiste en la aparición de manchas en la superficie de los dientes, causadas por la ingesta prolongada de flúor presente en alimentos, agua y cremas dentales.

El flúor se obtiene básicamente por medio de alimentos, agua, suplementos vitamínicos y pastas dentales
El flúor se obtiene básicamente por medio de alimentos, agua, suplementos vitamínicos y pastas dentales
Foto: Fuse / ThinkStock

Acá le explicamos un poco más sobre esa molestia para que tenga los cuidados necesarios con los dientes de su hijo:

¿Qué es la Fluorosis dental?

Es una anomalía dental causada por el consumo excesivo y prolongado de flúor durante la infancia. Consiste en la aparición de manchas que van del color blanco hasta el marrón debido a la destrucción del esmalte dental. Esta patología puede presentarse como leve, moderada o severa y puede darse tanto en la dentición temporal como en la permanente.

Ver más:
Cinco espantosas consecuencias de no cepillarse los dientes
¿Cómo Pueden Mantener Una Sonrisa Brillante los Adolescentes?
Conozca 8 mitos y verdades sobre los aparatos dentales

¿Cuál es el período de mayor riesgo?

Especialistas afirman que los niños menores de seis años son más propensos a  la ingesta prolongada de flúor, pues suelen ser incapaces de manejar adecuadamente las cremas dentales y controlar el consumo de flúor en otros alimentos. Aunque esto suele ocurrir durante la dentición temporal, el consumo excesivo de flúor puede hacer que los dientes definitivos nazcan con motas o descoloridos.

¿Las manchas son permanentes?

Una vez que el flúor forma parte del esmalte, ya no podrá ser removido. Lo que existe hoy en día es una serie de tratamientos estéticos para aminorar o eliminar el problema. Estos tratamientos van desde blanqueamientos dentales hasta tratamientos de carillas y coronas completas. Lo más importante es asistir a un dentista para que él determine el mejor tipo de intervención, dependiendo del grado de fluorosis y de la edad del paciente.

¿Cómo prevenir la Fluorosis Dental?

El flúor se obtiene básicamente por medio de alimentos, agua, suplementos vitamínicos y pastas dentales. En algunas partes del mundo los suministros de agua natural contienen niveles de flúor mucho más altos que lo deseable. Así que es necesario informarse sobre la cantidad de flúor que el agua de tu región posee para evitar la ingesta excesiva.

Además, los especialistas recomiendan el uso de cremas dentales especiales para niños, fabricadas con ingredientes naturales y sin flúor. Siempre hay que leer la composición y los consejos de uso para comprobar que están adaptadas para la ingesta puntual por parte del bebé.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV

Cepillado para Niños

JS Conteúdo

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad