publicidad
11 de julio de 2011 • 15:42

¿Para qué sirvió Machu Picchu?

Distintas teorías que apuntar a descubrir para qué sirvió Machu Picchu
Foto: ANDINA / AFP
 

Un 24 de julio de 1911, un profesor de la Universidad de Yale llamado Hiram Binghman descubrió en una fría mañana de llovizna uno de los más importantes hallazgos del siglo XX, el mismo que sería nombrado una de las nuevas maravillas del mundo: Machu Picchu.

Fuera de su éxtasis ante la espectacular ciudadela, con piedras tan bien encajadas que ni siquiera cabía la hoja de una navaja entre ellas, Bingham se preguntó: ¿por qué?, ¿para qué? La National Geographic publicó un artículo sobre las teorías que se han lanzado sobre la utilidad de Machu Picchu.

Según el experto en Machu Picchu y ex director de Instituto Nacional de Cultura, Luis Lumbreras, esta ciudadela no fue un fuerte militar, como apuntaban las primeras teorías, sino un lugar ceremonial privado y de acceso restringido.

Cuando Bingham llegó a la ciudadela creyó haber encontrado Vilcabamba, la llamada Ciudad Perdida de los Incas, donde uno de los últimos gobernantes incas libró una batalla de años en contra de los conquistadores españoles. 

Él tenía la teoría de que Machu Picchu había sido una especie de convento en donde se entrenaban y escogían a las mujeres que servirían al líder Inca, pues se encontraron gran cantidad de esqueletos de féminas.

Algunas teorías más modernas como la de Lucy Salazar-Burger indican que Machu Picchu habría sido un refugio construido para el Inca Pachacutec. Asimismo, dijo que había sido hecho para las élites que querían escapar del ruido y congestión de la ciudad.

Por otro lado, Brian Bauer, un experto en la civilización andina de la  Universidad de Illinois en Chicago y un concesionario de National Geographic, dice que este lugar era muy pequeño para los estándares de un Inca y que sólo vivieron entre 500 y 700 personas, incluyendo a habitantes de zonas costeras y de otras partes de la sierra como el Titicaca, debido a las piezas cerámicas de ellos que se encontraron en este lugar.

El Dr. Johan Reinhard, explorador de la Nationa Geographic, que ha pasado años investigando los sitios ceremoniales incas, afirmó que “Machu Picchu fue un lugar geográfico cosmológico, hidrológico y sagrado para una vasta región”.