publicidad
04 de junio de 2013 • 20:32 • actualizado a las 14:22

Síntomas de una embolia: cómo identificarlos

El riesgo de padecer una embolia comienza a los 40 años.
Foto: Thinkstock.com
  • Olivia O'Gam
 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una alerta sobre la posibilidad de que en 2020 la embolia sea la principal causa de muerte en países de América Latina, especialmente en México. Es por esta razón que exhortó a médicos y población en general a informarse sobre esta enfermedad cerebro vascular.

En este sentido, Patrick D. Lyden, jefe de neurología y director del programa de embolia del hospital Cedars Sinaí, Los Ángeles, opinó al respecto: “es importante reconocer rápidamente los signos de la embolia y buscar atención médica inmediata de especialistas ya que así se pueden minimizar los efectos de la enfermedad o hasta salvar una vida ".

El nosocomio brinda los 5 síntomas repentinos severos que caracterizan a una embolia y por los que de inmediato se debe entrar en contacto con el servicio de emergencias médicas más cercano:

Es por esta razón, que los especialistas del hospital Cedars Sinaí, Los Ángeles te proporcionan estos cinco síntomas repentinos severos, para que en caso de identificarlos, inmediatamente llames al servicio de urgencias de tu localidad:

-  Debilidad repentina en el rostro, brazo o pierna de un lado del cuerpo.
- Confusión repentina, problema al hablar o entender.
- Problema repentino al ver de un lado.
- Dificultad severa repentina para caminar. Sensación de mareo, perdida de equilibrio o coordinación.
- Jaqueca repentina severa sin causa conocida.    

Cabe mencionar que los especialistas en salud enfatizan que no está de más enfatizar los términos "repentino" y "severo" debido a que cualquiera de estos síntomas puede ocurrir de forma suave y fugaz y no causar preocupación, pero si alguno de ellos se presenta repentinamente y es muy severo, podría señalar el inicio de una embolia.

Aunque existen medicamentos para “deshacer coágulos" que posibilitan en ciertos casos detener una embolia en progreso, el factor crucial es que los síntomas de identifiquen a tiempo para poder salvar la vida del enfermo.

En la actualidad, el riesgo de sufrir una embolia comienza desde los 40 años de edad y no a partir de los 70 años como se pensaba.

Terra