publicidad
09 de diciembre de 2010 • 11:50

¿Por qué los hombres tienen manzana de Adán y las mujeres no?

La manzana de Adán, aquel bultito en el cuello de los hombres, engrosa la voz.
Foto: Foto. Thinkstock
 

Tanto hombres y mujeres tienen manzana de Adán. Sin embargo es más prominente en los hombres que tienen un pedazo de cartílago óseo que se envuelve alrededor de la laringe.

También conocida como la prominencia laríngea, la manzana de Adán se encuentra justo en la parte superior de la glándula tiroides, por lo que el área es apropiadamente llamada el cartílago tiroides.

Entonces, ¿qué hace que las manzanas de Adán sobresalgan más en los hombres?

Sucede que los hombres adultos tienen cajas de la voz más grandes y mucho más prominentes. Esta es la razón por la que hablan en tonos más bajos.

Las niñas y los niños comienzan con el cartílago tiroides de tamaño similar, pero este cambia cuando llegan a la pubertad. La manzana de Adán en los niños se vuelve notablemente más grande y su voz cambia a medida que aumentan los niveles de testosterona.

Pero, ¿hace algo? En realidad no. Al igual que el cartílago de las orejas, solo está allí. Algunos hombres con abultamientos especialmente prominentes, incluso los han disminuido quirúrgicamente, sin efectos negativos.

Lamentablemente, la manzana de Adán puede jugarles mal. Cuando los hombres están nerviosos y tienen una manzana de Adán especialmente crecida, eta puede saltar incontrolablemente, sobre todo cuando pasan saliva.

Con información de Life's little Mysteries.

Terra Perú