Amor y Sexo

publicidad
15 de septiembre de 2010 • 06:36

Utiliza tu voz como un arma de seducción

La voz más atractiva surge durante el período más fértil de la ovulación.
Foto: Thinkstock

El modo de hablar de una persona no sólo nos muestra sus emociones y estado de ánimo, además es un indicio de su capacidad de seducción.

"Nada revela tan fiablemente el carácter de una persona como su voz", escribió el político y escritor inglés Benjamín Disraelí, a mediados del siglo XIX.

Algunas investigaciones recientes parecen darle en parte la razón a este eminente británico, ya que indican que la voz humana es mucho más que "el sonido que produce el aire expelido de los pulmones al salir de la laringe y hacer que vibren las cuerdas vocales", como la definen los diccionarios.

Si "los ojos son el espejo del alma", como reza el proverbio, la voz bien podría considerarse como uno de los mejores reflejos de la sexualidad y el atractivo de una persona, según se ha descubierto recientemente.

El catedrático de Lingüística de la Universidad de Sheffield, en el Reino Unido, Andrew Linn, y el ingeniero de sonido Shannon Harris, teclista del famoso cantante británico Rod Stewart, autor de grandes éxitos como "Maggie May" ó "Do Ya Think I'm Sexy?", han elaborado una fórmula científica de una voz humana que puede considerarse "perfecta y atractiva".

Para conseguirlo estos expertos han trabajado en conjunto y se han basado en el análisis del tono, la velocidad del habla y la cantidad de palabras por minuto, así como la frecuencia y la entonación que utilizan las mujeres y los hombres al expresarse verbalmente.

Linn y Harris desarrollaron su particular "fórmula de la voz seductora" en base al análisis de algunas voces muy populares en el mundo anglosajón y consideradas como atractivas para la mayoría de quienes las escuchan.

En concreto, trabajaron con los registros vocales de las actrices Judi Dench y Honor Blackman y los de los actores Jeremy Irons y Alan Rickman, las cuales habían sido votadas como las más atractivas en una encuesta previa realizada por la compañía de telefonía Post Office Telecom.

De ese modo, Linn y Harris procuraron desentrañar el secreto de "embrujo" que de estas atractivas voces, y consiguieron identificar una serie de características matemáticas comunes a todas ellas, las cuales a juicio de los investigadores, representan las características principales que debe tener la "voz perfecta".

Según los autores de tan peculiar investigación, para resultar atractiva una persona debe pronunciar un máximo de 164 palabras por minuto y emitir pausas de 0,48 segundos entre las frases, las cuales han de expresarse con distinta entonación.

La entonación de la "voz humana ideal" debe ser de carácter decreciente, mientras que su frecuencia de sonido debe oscilar entre los 34,5 Hz (hercios o ciclos por segundo) y los 12,2 Hz, lo cual genera un tono agradable, que no es ni demasiado grave ni excesivamente agudo.

Asimismo, el trabajo de Linn y Harris muestra que características de la personalidad de quien se expresa, como son la seguridad en sí mismo y la confianza en las demás personas, influyen positivamente en su habla y en el atractivo de su voz.

Otra investigación, efectuada en la Universidad Estatal de Nueva York, en Albany (EE. UU.), ha mostrado que la voz de una mujer se vuelve más seductora cuando está en su período más fértil del mes.

Los científicos estadounidenses grabaron las voces de un grupo de mujeres durante los distintos momentos de su ciclo menstrual, y después las grabaciones fueron escuchadas por personas de ambos sexos, descubriendo que las voces calificadas como "más atractivas" correspondían a mujeres que estaban en el punto más fértil de su período de ovulación.

Comprobaron que las grabaciones realizadas cerca del momento en que un óvulo se libera y puede ser fertilizado, fueron consideradas más seductoras que las grabaciones de la misma mujer en momentos diferentes de su ciclo menstrual.

De acuerdo a los expertos, las hormonas sexuales femeninas pueden alterar la función de la denominada "caja de la voz", es decir la laringe, produciendo modificaciones muy sutiles y en general no perceptibles en la voz de la mujer.

Los investigadores creen que los hombres son capaces de detectar los ligeros cambios que provoca en la voz femenina las variaciones de sus diversas hormonas sexuales, como los estrógenos y los gestágenos. De ese modo, podrían encontrar a una mujer en su período fértil más atractiva que otra que no lo está, sin saber porqué les atrae más.

Terra Networks